exposición _iluminaciones urbanas_

obra de francis naranjo
vídeo bicanal + color + sonido
música de león y bas

comisario: nilo casares

dirección artística: luigi pagliarini

texto de presentación: fernando galán

inauguración: [21h00m/02.01.2005]

calendario: [02.01.2005) (23.01.2005]
de martes a domingo
18h30m-02h00m


sala: ecoteca [http://www.ecoteca.org]
via caboto, 19.
pescara (.it)



cuando sólo permanece el canto de los pájaros

todo fluye (“panta rehi”), como ya dijo heráclito de éfeso hace dos mil quinientos años. y en su nueva serie de videos, iluminaciones urbanas, francis naranjo parece decirnos que no podemos ver dos veces la misma calle, aunque sea su propia calle en este caso, porque todo cambia y nada permanece. los coches que dinamizan el paisaje urbano no son los mismos coches, la luz solar que ilumina nuestro escenario de cada día tiene diferente brillo y distintas nubes, los vecinos con los que nos cruzamos parecen seres mutantes: cambian de ropa y de humor, unas veces nos hablan y otras nos cruzan con prisa... ¿y nosotros? ¿cuántos yos hay en nosotros mismos?


a las imágenes en movimiento, que, como la filosofía de heráclito, parecen retornar eternamente sobre sí mismas... siendo siempre otras, les acompaña el sonido de fluidos corporales que refuerzan el concepto del baño en distinto río... aunque el río sea siempre el mismo. francis nos habla del recurrente flujo interno y externo, como queriendo aferrarse a la creencia de que habrá algo que permanezca. pero nuestros líquidos biológicos parecen encontrar siempre diferentes vías en el laberinto de vasos de nuestro cuerpo. como nuestros vecinos coches y nuestros vecinos humanos parecen hacer a diario una ciudad distinta de nuestra misma ciudad. como nosotros mismos desde nuestras mismas ventanas. y como las ventanas vecinas, siempre las mismas, inertes, y asomadas eternamente a escenas distintas...

antiguamente, se creía que todos los males de nuestra salud venían de la degradación o putrefacción de nuestros fluidos corporales. y se hacían sangrientas sangrías para eliminarlos, para expulsarlos de nuestro cuerpo y que fluyeran cloacas abajo. y francis, con sus videos, parece punzar nuestra adormecida memoria cotidiana para sangrar nuestra rutina. pero ni esa fluyente sangría de la conciencia ni nosotros seríamos los mismos... y quizá hubiera que repetir la sangría conceptual eternamente en un eterno devenir. porque todo fluye...

tal vez, una de las obras poéticas de la literatura que mejor reflejan esa pugna / indecisión / dicotomía / entre nuestra efímera condición, nuestro humano deseo de novedad y nuestras a veces inconfesables ansias de permanecer y trascender sea el viaje definitivo, del poeta español juan ramón jiménez (premio nobel 1956):

...y yo me iré. y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

todas la tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado.
mi espíritu errará, nostálgico…

y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido…
y se quedarán los pájaros cantando.

...y se quedarán los vídeos de francis naranjo hablándonos del devenir. de las apariencias de los falsos cambios hasta que llegue el cambio definitivo.

salamir (asturias, españa), último día de agosto de 2004, a punto de cambiar a un nuevo mes.

sin derechos reservados: do copy