Con mayor modestia de la deseable, modestia que tal vez se haya de achacar a una probable carencia de presupuesto, se exponen varias series de fotografías en el Institut Valencià de la Dona. Estas series expuestas, realizadas todas ellas por mujeres, varían tanto en las técnicas empleadas --se da una convivencia entre el blanco y negro y el color, o entre la instantánea y la foto programada, etc.-- como en los intereses desde los que las distintas autoras se plantean este breve trabajo fotográfico. Por la naturaleza de esta exposición, tanto por la modestia expositiva como por el atropellado montaje asicomo por inexistente relación entre la obra de las distintas autoras y además mi desconocimiento acerca de sus anteriores trabajos; lo más prudente es no establecer juicios precipitados y esperar a que estas distintas fotógrafas dispongan de futuras oportunidades en las que perfilen con mayor claridad sus posiciones poéticas, sus rasgos de estilo. Por ejemplo, ¿continuará Gemma Montalbán llamando nuestra atención sobre el fenómeno de la opresión del débil?, ¿quién es ése débil maltratado, es un cualquiera, un aborigen de los países subdesarrollados, un nosotros, un nosotras, un toda naturaleza? O ¿seguirá Teresa Vicente insinuando que no dejamos de alimentarnos de violencia y sólo cabe esperar que sea esa violencia que nos alimenta lo que nos caracterice?. O, también ¿insistirá Pepa Vicente en retratar la realidad al descuido con instantáneas atropelladas?


1994

sin derechos reservados: do copy